PADRE UNA PALABRA CON PANTALONES

 

Cada uno de nosotros tenemos un padre. Alguien a quien agradecer por haber engendrado, otros les agradecen por haberlos criado como sus hijos, a otros se les agradecerá eternamente. Estamos en una fecha especial, en un momento de reconocerles su tiempo de dedicación, los deportes en los cuales cualquier morado es recuerdo, agradecerles su esfuerzo por volver a casa y traer el alimento, agradecerles por acompañar a la mujer en la tarea de la crianza compartida y lograr entender que el trabajo en familia es mejor entre dos. Gracias a todos los papás que rodean nuestra organización de TheLatinaPro.

Un padre con pantalones es el guerrero, el del compromiso con su familia, el de la tenacidad y la fortaleza de avanzar en el camino del amor hacia sus hijos, es pensar en ellos primero, es querer estar allí en cada etapa de la vida. Es estar realmente ahí.

Como decía Bert Hellinger “los padres siempre acompañan a los hijos, sin importar si están presentes o ausentes». Ellos siempre están en los corazones de los hijos. Así como la energía de la madre se relaciona con algunas cosas de la vida cotidiana, la energía del padre se relaciona con otras. El padre y lo masculino te permiten reconocer los límites de aquello que te ayuda a saber de dónde vienes, a dónde vas y hasta dónde llegar; te permiten concretar proyectos, independizarte y avanzar hacia la madurez.

Todo esto es gracias a la capacidad de lo masculino de cortar con aquello que te impide avanzar, moverte y crecer.  El padre es nuestra conexión más inmediata con el mundo real, lo material, lo práctico, lo que podemos tocar. Papá es acción, determinación, voluntad, poder y reconocimiento.

Por todo esto y más hoy los reconocemos, les agradecemos por ser el pilar de nuestras mujeres y por enseñarnos que siempre Unidos Somos Más. Gracias por existir o por haber existido.

5/5