El Viaje Heroico de la Latina Emprendedora

“El llamado a la aventura indica que el destino ha convocado al héroe”, frase del libro El Héroe de las Mil Caras de Joseph Cambell. Si reconocemos que existe un llamado, entonces existe un llamador y nace la pregunta, ¿Quién hace el llamado? Cuando yo era joven empecé a estudiar Psicología porque soñaba con pasar la vida escuchando historias y de alguna manera yo quería aprender a ayudar a otros en esas partes de sus historias que no les permitían avanzar. Me suspendieron por 3 años porque reprobé Estadística.

Decidí estudiar una carrera que no tuviera números, por ello inicié mi carrera de Derecho, me gradué de abogado en 1990 y por 12 años me especialicé trabajando en el área de Marcas y Patentes. Lo  que  más  me  apasionaba  era  escuchar  a  mis  clientes cuando compartían sus ideas y como ellos querían protegerlas como si fueran sus más preciados tesoros.
Sus ojos les brillaban y yo disfrutaba al escuchar la historia completa de como recibieron esa idea como caída del cielo. Como otra de mis pasiones es escribir, yo les compartía una metáfora llamada “Una Invitación del Cielo”, para que entendieran que tipo de idea tenían.
A continuación, comparto la metáfora: “En el cielo está el mundo de las ideas. El sueño de toda idea del cielo es hacerse visible para resolver un problema en la Tierra. Desde muy pequeñas las ideas son entrenadas para seleccionar muy bien a su candidato en la Tierra. Este candidato es un héroe o heroína que tiene cualidades especiales como confianza, sensibilidad, coraje, humildad para pedir ayuda, perseverancia y pasión por ayudar a otros. La idea elige al héroe o heroína desde su niñez hasta que escoge un momento especial donde se le presenta en sueños o de forma inesperada. En ese breve encuentro, la idea llena el corazón de un intenso deseo por hacerla visible, que va creciendo cada día más. Al principio, el héroe o la heroína sólo tiene destellos de la idea, sabe que es cierta pero no sabe cómo explicarla, y poco a poco le va dando forma. Cuando logra hacer visible la idea, ésta puede presentarse en diferentes formatos: si es un objeto es una patente, si hace una mejora de una patente es un diseño o modelo industrial; si se expresa en un libro, video, sonido, es un derecho de autor y el nombre o imagen como se identifique será la marca.”
Por la crisis en mi país, Venezuela, me mudé con mi familia a USA en el 2002 donde curiosamente mi primer trabajo fue de contabilidad, luego de impuestos hasta ingresar en un departamento del gobierno. Hace unos años, aun se mantenía latente en el corazón de esa joven el llamado de acompañar a transformar historias, y fue cuando inicié la carrera de coaching reencontrándome con esas conversaciones fascinantes de emprendedores con un proyecto personal o empresarial.

Cada Latina emprendedora responde a un llamado. Es un compromiso consigo misma donde el éxito radica en convertirse en su mejor compradora. Ese deseo interno le da la fuerza y perseverancia para permanecer en medio de obstáculos y aun del rechazo. En el viaje heroico de las latinas emprendedoras encontraran aliados como Latinapro y también adversarios, asimismo podrán contar con herramientas como lo es el coaching que les permitirá el descubrimiento, la toma de conciencia y el crecimiento personal y profesional para que puedan reescribir parte de su historia y hagan visible lo que tienen en su corazón. Recuerda mujer latina que fuiste escogida para hacer tu emprendimiento, depende de ti tener: confianza, sensibilidad, coraje, humildad para pedir ayuda, perseverancia y pasión por ayudar a otros.

Soy Irismar Camacho, orgullosamente Latina, Certified Life Coach y Great Trainer de la ILC Academy, amo las historias y creo que cada persona es el autor y personaje principal de su historia de emprendimiento personal y empresarial, puedes reescribirla para cumplir un llamado que viene del cielo.
5/5
irismar-camacho