¿Cómo medir los resultados de tu tienda online?

¿Cómo medir los resultados de tu tienda online?

COMO MEDIR LOS RESULTADOS DE TU TIENDA ONLINE

Como dice Peter Drucker: “Lo que se mide mejora”. Cuando tenés tu propio emprendimiento es muy importante que no dejes de lado el hecho de analizar las estadísticas. La gran ventaja es que toda la información la tenés a tu alcance, solamente hace falta estudiarla.

Medir cada acción que realices es lo que te va a permitir ver si pudiste lograr tus objetivos propuestos, si la publicidad que estás haciendo en las redes sociales está llevando tráfico a tu página web, si el dinero que estás invirtiendo está siendo bien invertido y finalmente si obtuviste ganancias.

En marketing se lo conoce como indicadores clave de desempeño o KPI. Estos representan métricas esenciales de las que se debe realizar un seguimiento, especialmente cuando se trata de marketing de entrada.  Definir el objetivo o el resultado deseado es el primer paso para analizar el KPI para, de esta forma, poder determinar si tus campañas están dando resultado.  Hay tres objetivos de marketing que son muy importantes para analizar: aumentar el número de clientes potenciales, crear conciencia de marca y generar ventas en tu tienda online.

Los indicadores más importantes para una tienda online son dos: la tasa de conversión y la rentabilidad, conocida como retorno de la inversión que se la abrevia ROI.

Veamos cómo es cada uno.

Por un lado, está la tasa de conversión, este indicador te permite conocer cuál es el porcentaje de visitas que concretaron una compra en tu tienda online. A todo emprendedor le resulta muy importante atraer tráfico a su tienda, pero lo más importante y difícil es lograr que esas personas hagan una compra. Es por eso que es muy interesante ver la tasa de conversión ya que podemos ver quiénes de esas personas que ingresaron al sitio web concretaron una compra.

La forma para calcular este indicador es dividir la cantidad de visitas únicas por la cantidad de compras que hubo en la tienda.

Tasa de Conversión: Cantidad de Visitas Únicas / Cantidad de Compras

El resultado que se obtenga de esta cuenta debería ser entre un 1,5% y un 2%. En el caso que esta conversión sea menor vas a tener que analizar qué es lo que está provocando que tengas tantas visitas (que es algo muy bueno) pero no logres que se concreten las compras.

Por otro lado, está la rentabilidad, más conocida como ROI. Este indicador te permite saber si estás ganando o perdiendo en relación a tu inversión realizada. Es muy utilizada para las acciones de marketing digital como Facebook Ads o Instagram Ads.

La manera de calcular el ROI es dividir la diferencia entre la ganancia y la inversión por la inversión.

ROI: (Ganancia-Inversión) / Inversión

Supongamos que querés conocer el ROI de un anuncio que realizaste en Instagram por el que pagaste $100. Y supongamos que con ese anuncio vos querías lograr ventas de un producto determinado de tu sitio web, por lo que necesitaríamos saber cuántas personas de las que compraron ese producto, lo compraron porque entraron a tu página a través de ese anuncio.

Supongamos que el producto costara $150 y tuviste 4 ventas de ese producto, el cálculo quedaría:

ROI= ($600 – $100) / $100 = $5

Este resultado quiere decir que por cada peso que invertiste en ese anuncio, conseguiste $5, por lo que se puede decir que hiciste una campaña exitosa.

El seguimiento de tu ROI de marketing es una de las formas más efectivas de realizar mejoras futuras en tus campañas. Cuanto más aprendas de tus KPI, más potencial vas a tener para optimizar tu contenido.

Hay que tener en cuenta que también hay que considerar dentro de la inversión si tenés costos fijos en tu negocio.

Ahora que ya tenés la información, te toca calcular estos indicadores que te van a ayudar mucho en poder decidir de qué forma manejar tu presupuesto y qué acciones tenés que tomar en las redes sociales para concretar tus ventas.

5/5
  • Septiembre 30 DEL 2020 - ¿Cómo medir los resultados de tu tienda online? -
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish